Saray Figueredo: alejando a los jóvenes de la violencia con talleres de panadería - Premios Haciendo País 2021 | El Diario
15040
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15040,bridge-core-3.0.1,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-28.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive
 

Saray Figueredo: alejando a los jóvenes de la violencia con talleres de panadería

Los estudiantes reciben clases durante tres meses en las que aprenden los oficios de panadero, pastelero y repostero

Saray Figueredo es una venezolana, de 24 años de edad, que se ha trazado la meta de ayudar a jóvenes de la ciudad de Caracas que se encuentran en el mundo de las drogas o la delincuencia.

Por esta razón creó una taller de panadería que permite a adolescentes de la Cota 905 y El Cementerio tener un espacio alejados de la violencia al tiempo que se forman en un oficio que les abre oportunidades de empleo.

La idea de crear esta iniciativa nace a raíz de su deseo de cambiar la situación de su entorno cercano pues su propia familia ha sido víctima de los estragos ocasionados por la violencia en repetidas oportunidades.

La primera de ellas ocurrió cuando Figueredo aún era una niña y su hermano mayor se convirtió en integrante de una banda delictiva. Tiempo después esa decisión le costaría la vida pues se convirtió en una estadística más de los jóvenes asesinados en el país.

Al mismo tiempo, su hermano menor comenzó a consumir drogas y su tercera hermana se vió involucrada en el lanzamiento de una granada, hecho que le dejó secuelas.

Ante este complejo escenario Figueredo decidió comenzar a formarse como activista social a través de la ONG Caracas Mi Convive. Fue así como logró crear el proyecto que hoy encabeza, el “Taller de Panadería y Pastelería La Rosalía” el cual en su primera cohorte contó con la participación de 20 jóvenes de entre 14 y 21 años de edad.

Herramientas para el éxito

La formación que reciben los participantes se divide en cuatro focos de enseñanza los cuales están agrupados en el aprendizaje del oficio (panadero, pastelero y repostero), la educación financiera, apoyo psicosocial y mentoría.

Todos estos aspectos buscan que una vez finalizado el curso, los jóvenes no solamente abandonen el camino de la violencia y las drogas, sino que además puedan crear sus propios emprendimientos y estos a su vez sean exitosos. El taller tiene una duración total de tres meses durante los cuales los estudiantes aprenden mes a mes cada uno de los oficios.

 

Una muestra del éxito del proyecto creado por Figueredo es que el número de adolescentes interesados en participar ha ido incrementando con el paso del tiempo por lo que en cada edición del taller el número de inscritos es mayor.

Los jóvenes de El Cementerio y la Cota 905 no son los únicos que han mostrado interés en el Taller de Panadería y Pastelería La Rosalía pues miembros de esas comunidades también se han sumado para prestar apoyo en la medida de sus posibilidades.

Esto se ha visto reflejado en que los habitantes de dichos sectores presten sus casas para que sirvan como salones de clase para que los estudiantes horneen los panes y bizcochos que realizan como parte del taller.

Con su proyecto comunitario Figueredo no solamente ha logrado darle una nueva oportunidad a aquellas personas que han decidido dejar el camino de la violencia, sino que también ha servido para que su dos hermanos se alejaran de las drogas y la delincuencia.

Redes sociales de Saray Figueredo

Te invitamos a votar en los Premios Haciendo País 2021

Conoce al jurado de la categoría Innovación e Iniciativas

Edwin Ojeda

Edwin Ojeda

Profesor/Investigador Centro de Innovación y Emprendimiento en eI IESA
Arnaldo Espinoza

Arnaldo Espinoza

Periodista
Julian-Castillo

Julián Castillo

Periodista